Home

6 Años de Parto Humanizado

 

¡¡¡ 6 Años !!!

CELEBRAMOS 6 AÑOS EN EL NUEVO MODELO DE ASISTENCIA DE PARTO Y NACIMIENTO

Con una tremenda alegría queremos compartir esta fiesta de aniversario, e invitarlos a abrir puertas y ventanas porque “otro parto y nacimiento es posible”.

Lo que empezó tímidamente desde nuestra pequeña maternidad de Villarrica, en un hospital del servicio público chileno, en Junio del año 2004, se ha transformado en una experiencia contundente y de punta en Chile y en el continente.

Esta experiencia tiene sólidas bases en la fisiología, la evidencia científica y las recomendaciones de la OMS, se proyecta como la alternativa de cambio de sociedad, cuidando el principio de la vida, cuidando el parto y nacimiento, cuidando sagradamente el proceso de apego, porque para cambiar es necesario primero cambiar la forma de nacer. Otros elementos relevantes incluyen los aportes de la antropología, filosofía y una nueva óptica del ser humano.

Las características relevantes del nuevo modelo son: cuidar la fisiología del parto y nacimiento, permitir el protagonismo de la mujer, preferir medios no farmacológicos para tolerar el dolor, parto vertical y desterrar rutinas sin evidencia científica como la episiotomías de rutina, el ayuno, aspiración del recién nacido, etc. manteniendo la seguridad y por supuesto reduciendo drásticamente los costos de atención. Las madres pueden vivenciar lo maravilloso de nacer.

 

Los 6 años en cifras:

 

  • El número de partos de julio 2004 hasta la fecha son 4.619.
  • Los partos eutócicos son 3.127.
  • El número de partos verticales es de 2.684 (83,4 %).
  • La distribución de los partos verticales es la siguiente:
  • en silla 2.211 partos (83 %).
  • de cuclillas 316 partos (11 %).
  • otros (de rodillas, de pié, en agua) 157 (6 %).
  • Desde el año 2009, se asisten partos en agua.

Apego

El proceso de apego inmediato en los partos vaginales, con un tiempo de 60 minutos o más, alcanzaba 39 % hasta Agosto de 2009.

De ésa fecha, se ha aumentado a 63 %, vale decir el 63% de las madres con partos vaginales pueden permanecer unidos piel a piel con su hija o hijo por un espacio de tiempo de 60 minutos o más, sin interrupción.

 

Costos

Los insumos que se requieren para un parto en esta modalidad son: un balón kinésico, agua caliente en ducha o tina, una mesa o silla de parto, una colchoneta y lo más importante, un ambiente temperado.

Los costos en insumos por cada parto- nacimiento se pueden traducir en aproximadamente 1000 pesos en nuestra unidad.

Los insumos que requiere cada intervención, vale decir monitoreos electrónicos continuos, vía venosas con diferentes fluidos, fármacos, anestesia peridural, hasta la operación cesárea, elevan drásticamente los costos. Los insumos básicos para una operación cesárea promedio, se estiman en aproximadamente 300.000 pesos.

Nota. Es necesario hacer notar que estos costos se están elevando cada día más por el alza permanente de precios, el aumento del número de insumos y equipos, la exigencia de equipos cada vez más complejos y por lo tanto muchísimo más caros, y el uso de material desechable entre otros, sin mencionar el personal necesario cada vez mayor.

Equidad:

Un logro particular es entregar esta nueva modalidad a los pobres, a los que rutinariamente no tienen acceso a este tipo de beneficios, porque se desarrollan solamente en unidades privadas de alto costo.

Conclusiones:

Este nuevo modelo de asistencia del parto y nacimiento es posible, y más aún es una responsabilidad ética.

Los beneficios incluyen al equipo de salud, de recuperar lo trascendente y sagrado de participar del nacimiento.

En este modelo han participado todos los integrantes del equipo maternal, incluyendo los médicos, a quiénes muchas veces se les culpa de no permitir los cambios.

El cambio en la asistencia del parto y nacimiento es una responsabilidad de todos, incluyendo la comunidad.

 

 

¡¡¡ 6 Años !!!

 

 

CELEBRAMOS 6 AÑOS EN EL NUEVO MODELO DE ASISTENCIA DE PARTO Y NACIMIENTO

 

Con una tremenda alegría queremos compartir esta fiesta de aniversario, e invitarlos a abrir puertas y ventanas porque “otro parto y nacimiento es posible”.

Lo que empezó tímidamente desde nuestra pequeña maternidad de Villarrica, en un hospital del servicio público chileno, en Junio del año 2004, se ha transformado en una experiencia contundente y de punta en Chile y en el continente.

Esta experiencia tiene sólidas bases en la fisiología, la evidencia científica y las recomendaciones de la OMS, se proyecta como la alternativa de cambio de sociedad, cuidando el principio de la vida, cuidando el parto y nacimiento, cuidando sagradamente el proceso de apego, porque para cambiar es necesario primero cambiar la forma de nacer. Otros elementos relevantes incluyen los aportes de la antropología, filosofía y una nueva óptica del ser humano.

Las características relevantes del nuevo modelo son: cuidar la fisiología del parto y nacimiento, permitir el protagonismo de la mujer, preferir medios no farmacológicos para tolerar el dolor, parto vertical y desterrar rutinas sin evidencia científica como la episiotomías de rutina, el ayuno, aspiración del recién nacido, etc. manteniendo la seguridad y por supuesto reduciendo drásticamente los costos de atención. Las madres pueden vivenciar lo maravilloso de nacer.

 

Los 6 años en cifras:

 

El número de partos de julio 2004 hasta la fecha son 4.619.

Los partos eutócicos son 3.127.

El número de partos verticales es de 2.684 (83,4 %).

La distribución de los partos verticales es la siguiente:

  • en silla 2.211 partos (83 %).

  • de cuclillas 316 partos (11 %).

  • otros (de rodillas, de pié, en agua) 157 (6 %).

Desde el año 2009, se asisten partos en agua.

 

 

Apego.

 

El proceso de apego inmediato en los partos vaginales, con un tiempo de 60 minutos o más, alcanzaba 39 % hasta Agosto de 2009.

De ésa fecha, se ha aumentado a 63 %, vale decir el 63% de las madres con partos vaginales pueden permanecer unidos piel a piel con su hija o hijo por un espacio de tiempo de 60 minutos o más, sin interrupción.

 

 

Costos.

 

Los insumos que se requieren para un parto en esta modalidad son: un balón kinésico, agua caliente en ducha o tina, una mesa o silla de parto, una colchoneta y lo más importante, un ambiente temperado.

Los costos en insumos por cada parto- nacimiento se pueden traducir en aproximadamente 1000 pesos en nuestra unidad.

Los insumos que requiere cada intervención, vale decir monitoreos electrónicos continuos, vía venosas con diferentes fluidos, fármacos, anestesia peridural, hasta la operación cesárea, elevan drásticamente los costos. Los insumos básicos para una operación cesárea promedio, se estiman en aproximadamente 300.000 pesos.

  • Nota. Es necesario hacer notar que estos costos se están elevando cada día más por el alza permanente de precios, el aumento del número de insumos y equipos, la exigencia de equipos cada vez más complejos y por lo tanto muchísimo más caros, y el uso de material desechable entre otros, sin mencionar el personal necesario cada vez mayor.

 

Equidad:

 

Un logro particular es entregar esta nueva modalidad a los pobres, a los que rutinariamente no tienen acceso a este tipo de beneficios, porque se desarrollan solamente en unidades privadas de alto costo.

 

Conclusiones:

 

Este nuevo modelo de asistencia del parto y nacimiento es posible, y más aún es una responsabilidad ética.

Los beneficios incluyen al equipo de salud, de recuperar lo trascendente y sagrado de participar del nacimiento.

En este modelo han participado todos los integrantes del equipo maternal, incluyendo los médicos, a quiénes muchas veces se les culpa de no permitir los cambios.

El cambio en la asistencia del parto y nacimiento es una responsabilidad de todos, incluyendo la comunidad.

 

 
Buscar en Red Nacer