Home

Vías del Conocimiento

Sistemas Abiertos y Cerrados


Robbie Davis-Floyd


Este artículo aparece en Midwifery Today 69 (Spring): 9-13.
Los derechos de autor  pertenecen  a Midwifery Today  y Robbie Davis-Floyd.

Ambos  autorizan   la replicación de este artículo para  propósitos educativos.

Traducción rednacer.cl.


Este número especial de Midwifery Today se centra en los conocimientos obstétricos.

Los artículos siguientes  se refieren a lo aspectos concretos de esta especialidad. Pero primero, es necesario realizar  una mirada más amplia respecto a las diferencias entre los sistemas de conocimientos abiertos y cerrados.

¿Por qué motivo?

Porque cualquier sistema de conocimientos, cuyos partidarios quieren que siga siendo sensible a la evolución de los acontecimientos, en un mundo que cambia rápidamente, debe permanecer abierto a la adquisición de nueva información y adaptarse a  dicha nueva información. Para lograr un sistema de conocimientos abierto, se debe primero entender lo que significa  un sistema de conocimientos cerrado.


¿Cómo comienza el conocimiento?


Cuando un bebé se está gestando en el vientre de la madre, los circuitos neuronales se están formando en su cerebro. Este proceso comienza al principio del embarazo y continúa con el crecimiento del bebé, de tal forma que en el momento del nacimiento, el cerebro en desarrollo del bebé ya contiene millones de vías y conexiones. Mucha de la información que fluye a lo largo de estos circuitos es cultural. A medida de  su desarrollo, el bebé recibe una enorme cantidad de información cultural proveniente de las actividades y hábitos  de la madre, como cuando   va a dormir, cuando  despierta, como se mueve durante el día, su forma de hablar, sus emociones, etc.

Por lo tanto, en el útero empezamos a aprender   los patrones más básicos de la cultura en que se nace, vale decir antes de nacer. A partir de entonces, la información cultural que más fácilmente va a procesar el bebé después del nacimiento, es la información que se ajusta a los ritmos culturales a los que ya está acostumbrado. No obstante, el potencial para acoger fácilmente información completamente nueva persiste  en  bebés y niños.

En otras palabras, el cerebro de los bebés y de los niños son sistemas abiertos, ellos  fácilmente podrán crear conexiones sinápticas completamente nuevas que generen las redes neuronales  que puedan procesar  información totalmente desconocida. Es por eso que es tan fácil para los niños aprender nuevos idiomas, por ejemplo, porque sus estructuras cerebrales están abiertas a la absorción de nueva información y no tienen resistencia.

 

conosc1conosc2

Una vía neural a gran aumento. El desarrollo de las redes neuronales en el cerebro de un

Bebé desde el nacimiento hasta los 2 años


Estadio I de Pensamiento:  Realismo Ingenuo.

Si un niño crece en una cultura y se expone en los primeros veinte años de su vida solamente a los ritmos, patrones, lenguaje y sistema de creencias de esa cultura, sus redes neuronales se establecerán en forma permanente en ése sistema. Después de eso, aprender un nuevo idioma, o la internalización de las normas y valores de una cultura diferente, o internalizar sistemas de creencias se vuelve cada vez más difícil con el tiempo.

¿Por qué? Porque para la integración de nueva información siempre se requiere la formación de vías neuronales totalmente nuevas en el cerebro. Para un niño, ese proceso se hace sin esfuerzo, para un adulto cuyas estructuras neuronales ya están establecidas, este proceso requiere una enorme cantidad de tiempo, energías e intensos esfuerzos,  para crear nuevos puentes entre las brechas sinápticas, entre lo que ya sabe y lo nuevo que desea aprender.

Las personas que nunca están exigidas para "pensar más allá” de los sistemas de creencias de las culturas en las que viven, con el tiempo pueden perder la capacidad de procesar  nueva información y pueden convertirse en neuro-cognitivos rígidos, en su pensamiento. Ciertamente, los seres humanos realmente nunca pierden esa capacidad, pero pueden volverse resistentes y no dispuestos a disponer  del tiempo y la energía que se necesitaría para desarrollar las nuevas vías  nerviosas.

Estas personas están sujetas a lo que algunos teóricos han llamado Estadio I de Pensamiento.

Para los Pensadores del Estadio I, el mundo es como lo define su cultura. Es un sólo  conjunto de  interpretaciones posibles de la realidad, y ese conjunto de interpretaciones, es la realidad. En otras palabras, es un sistema cerrado.

Los antropólogos llamada a este modo de pensar "realismo ingenuo" - la idea de que "mi forma  es la única forma que existe." La mayoría de los miembros de  sociedades a pequeña escala, antes de su exposición masiva a la cultura occidental, eran realistas ingenuos. En las sociedades modernas, todos los fundamentalistas religiosos son  realistas ingenuos - ya que están completamente convencidos y seguros de que su forma de saber  está bien y es o debería ser "la única forma."

conosc3

Estadio Uno de Pensamiento: La mente rígida
"Cada cosa en su lugar"

 

En todas las culturas ya lo largo de la historia, el ritual ha jugado un papel fundamental en la creación del  Estadio I de Pensadores. Los rituales ratifican una sociedad o un grupo de valores y creencias. A través de la repetición rítmica y el uso de los símbolos fundamentales de gran alcance, el ritual trabaja constantemente para imprimir estas creencias y los comportamientos que los acompañan en las mentes y los cuerpos de sus integrantes.


Estadio II de Pensamiento / Etnocentrismo.

Los Pensadores del Estadio II, son  los que los antropólogos llaman "etnocéntricos".  Los Etnocentristas saben que existen otras formas de conocer y creer, y pueden estar dispuestos a reconocer que está bien para los demás  pensar diferente. Pero ellos están totalmente seguros de que su camino es el mejor. En el mejor de los casos, las personas del Estadio II de Pensamiento, sienten lástima por todos los que simplemente no entienden cuanto mejor es el modo de pensar que ellos defienden, en el peor de los casos, los etnocentristas tratar de acabar con aquellos que no creen como ellos, considerando a los modos de saber diferentes,  una amenaza para ellos o una abominación herética (por ejemplo, considerar las Cruzadas). El etnocentrismo tanto como el realismo ingenuo, son sistemas cerrados, reforzados constantemente   por los rituales que ese sistema  promulga y mantiene.


Estadio III de Pensamiento / Relativismo Cultural.

En dramático contraste, los Pensadores del Estadio III, están totalmente abiertos. Ellos vienen a darse cuenta en algún momento de sus vidas que todas las culturas y religiones, han creado su propia historia sobre la naturaleza y estructura de la realidad, y ¿quién puede decir que la historia es verdad?  En términos antropológicos, los pensadores del Estadio III  son  relativistas culturales, logran considerar todas las historias respecto a la realidad,  relativas, con todas las historias de otros. Nadie tiene razón, nadie es dueño de  la verdad, por lo que cada sistema de conocimiento debe ser entendido en términos de su contexto ecológico, histórico y político, y deben ser respetados como legítimos por derecho propio. Este tipo de relativismo cultural puede sonar ideal, ya que postula el respeto, aprecio y comprensión de todas las historias que cada cultura o religión dice. ¡Cuanta tolerancia! No al fanatismo, no al racismo, no al etnocentrismo, no al enjuiciamiento.
Y sin embargo, no es lo ideal en un sentido global. En algunas culturas, como las de las zonas rurales de Pakistán, los hombres tienen derecho a golpear a sus mujeres cada noche. En algunas culturas, la tortura de los presos políticos es normal. En algunas culturas, como actualmente ocurre en  EE.UU., es norma poner  a millones de personas en prisión por delitos relativamente leves.  En la biomedicina occidental, que se ha extendido por todo el mundo, las mujeres son sistemáticamente maltratadas y lesionadas en el nombre de una ciencia que no es ciencia, sino la creencia y la tradición biomédica. ¿Según qué criterio los relativistas culturales pueden decir que tales comportamientos culturalmente aceptados no están bien?


Estadio IV  de Pensamiento / Humanismo Global.

Este dilema formulado por el Relativismo Cultural ha conducido al enfoque global, al desarrollo del Estadio IV de Pensamiento. Llamado por los antropólogos  Humanismo Global. Los pensadores del Estadio IV Globales; reconocen la integridad y el valor intrínsecos de cada cultura e historia religiosa, pero buscan un modelo superior, aplicable a cada contexto para asegurar los derechos de los individuos en particular, de los miembros más débiles de la sociedad y de aquellos de menores recursos.

Nadie debería ser azotado,  violado, ni abusado.  Todas las personas deberían tener acceso al agua potable, a un buen  nivel de nutrición, a un sistema de salud eficaz y a un buen salario.

Este tipo de objetivos para los Humanista Globales son deseables, sin embargo todavía en muchos lugares están ausentes. Así  el humanista global procura pensar aún más allá del relativismo cultural, buscando  estándares universales que sirvan para todos. Desean validar y legitimar todas las culturas y devaluar y desalentar aquellas prácticas que dañan a las personas que no merecen ser afectadas.

Ellos están completamente conscientes que se encuentran en una misión casi imposible, no obstante se debe intentar de todas formas para el bien de todos. Sabiendo que los sistemas totalitarios siempre son dañinos y que ningún sistema podrá ser perfecto en su totalidad, ellos están  conscientes que sus sistemas de conocimiento deben permanecer abiertos a nueva información, comprometidos  a realizar debates y planteos bioéticos tratando de lograr sus objetivos sin otorgar superioridad a ninguno de los sistemas.

conosc4

Impresos de MC Escher, representando la fluidez e ignorancia de la realidad. Los pensadores del Estadio IV, pueden decir que reconocen la ambigüedad y efervescencia de la realidad, y  saben que las categorías no son estables, las cosas pueden desvanecerse dentro o fuera una de otra. El mundo no es negro o blanco sino con muchos colores. Las cosas no están en su lugar porque “no hay lugar”

Los pensadores del Estadio IV, desarrollan y realizan rituales, pero estos rituales son generalmente intentos muy fluidos para expresar y representar valores mayores y más globales. Dado que  las creencias de los pensadores del Estadio IV están abiertas al flujo y al cambio, de la misma forma los rituales que ellos crean tienden al cambio o a ser representaciones espontáneas de situaciones momentáneas. Piensen aquí en  los rituales de cierre de las conferencias de Midwefery Today, que consisten en tomarse de las manos y cantar para celebrar a las matronas y las mujeres, estos  rituales son muy diferentes  de los rituales rígidos y pre-establecidos de iglesias, templos, sinagogas, etc., que representan un conjunto de creencias   muy específicas  y relativamente  inmutables.

Los Cuatro Estadios de Conocimientos.

El diagrama siguiente es mi intento de ilustrar las diferencias entre los cuatro estadios de conocimientos. El círculo negro indica como para el Estadio I de Pensadores (realistas ingenuos) hay una sola forma de percibir el mundo

Los Pensadores del Estadio II  (etnocentristas), pueden ir más allá de un

modo único de ver las cosas, son conscientes de la existencia de otras formas, que  pueden encontrar amenazantes, divertidas o interesantes, sin embargo, las consideran esencialmente irrelevantes para el verdadero conocimiento o la verdad: "nuestra forma de ver las cosas es la mejor."

Ambos, Estadio  I y II son sistemas  cerrados.

Los pensadores del Estadio III (relativistas culturales), son generalmente criados en un sistema, sin embargo, dan credibilidad y legitimidad a todos los sistemas y están abiertos a aprender más, según lo indicado por las líneas que se extienden hacia fuera de los círculos.

Los pensadores del Estadio IV (humanistas globales), tratan de tejer un holograma de todos los sistemas, que tiene su propia cohesión interna, en términos de  normas de comportamiento que funcione para todos, pero siempre están abiertos a nuevas ideas y siempre dispuestos a replantearse los hologramas que tejen con el objetivo de acomodar la nueva información y ampliar los sistemas de significado que tejen.

 

conosc5

Los Cuatro Estadios de Conocimientos.

Las Matronas, sus Conocimientos, y los Cuatro Estadios de Conocimientos.

Estadio I/Sistemas de Obstetricia del realismo ingenuo.
Muchas parteras tradicionales y otros profesionales, se clasifican en el Estadio I de Pensamiento. Ellas son socializados durante su formación de matronas para un solo modo de pensar y saber sobre el nacimiento, no tienen ninguna exposición a otras formas, y por lo tanto no tienen incentivos para "pensar más allá de" de lo que saben acerca del nacimiento. Tales  matronas o parteras del “realismo ingenuo” pueden actuar dentro de sus comunidades, ya sean tradicionales o en los hospitales, durante toda su vida, sin siquiera cuestionar sus prácticas y las creencias que ellos sustentan. Estas parteras aún existen, pero son raras en el mundo contemporáneo, en el que cada vez, es más difícil evitar la exposición a otras formas de pensar y conocer.

 


Estadio II / Sistemas de Obstetricia  Etnocéntricos.

Es mucho más factible para miles de matronas contemporáneas  ser etnocéntricas y no realistas ingenuas. Los sistemas de conocimientos de obstetricia etnocéntricos y los sistemas de prácticas, pueden ser (1) indígenas o (2) biomédicas.
(1) Las parteras indígenas, si se dejan solas, es más probable que respondan al Estadio I de Pensamiento. Pero la mayoría de las parteras tradicionales son de alguna manera expuestas a la biomedicina, que ha sido adoptada masivamente en los países en desarrollo como el sistema más "moderno" y progresivo. Por desgracia, esta exposición ha tenido más a menudo la forma de cursos de capacitación (TBA), que "entrena" a las parteras tradicionales  de modo biomédico de conocimientos y  prácticas. Estos entrenamientos son muy etnocéntricos, los profesionales biomédicos encargados de la enseñanza  por lo general, no están interesados en lo que las parteras saben ni cómo se desempeñan, sino más bien en la enseñanza de  "la mejor manera", que a su parecer  es la práctica biomédica.

La biomedicina es en sí  muy etnocéntrica y relativamente cerrada  como en el sistema del Estadio II.  Los médicos que la aplican están constantemente expuestos a  nueva información, sin embargo, tienden a incorporar solamenteel tipo de información nueva que se ajusta dentro de su sistema de conocimiento ya existente. Los médicos, por ejemplo, son socializados en formas biomédicas de pensamientos, conocimientos y creencias, por lo menos  cuatro años en la escuela de medicina, tres años de residencia, y  a menudo muchos años más si siguen en subespecialidades. Sus vías neuronales se establecen en términos de lo que yo llamo el modelo tecnocrático de la medicina. Frente a la información que no coincide con lo que han aprendido durante su formación, es decir, información que no fluye con facilidad a lo largo de sus vías  neuronales pre-establecidos- lo más probable es que ignoren o rechacen este tipo de información. Un obstetra que lee un estudio comparativo de la anestesia epidural con otros tipos de medicamentos para el dolor puede procesar fácilmente ese tipo de información, por ejemplo, pero al mismo obstetra si le presentan múltiples estudios que demuestran los beneficios de las doulas, del parto  en el agua, los masajes, y los constantes cambios en posición para el alivio del dolor,  tiende a descartar este tipo de información. Para  procesar esto, él tendría que estar dispuesto a tomar el tiempo y la energía que se requieren para desarrollar miles de conexiones  y  vías sinápticas completamente nuevas,   a lo largo de las cuales esta información podría fluir e integrarse en su sistema cognitivo. La mayoría de los obstetras apenas puede mantenerse al día con la información que llega a  sus escritorios cada día, que los actualiza sobre los últimos medicamentos y tecnologías (una mera ampliación de las cosas que ya saben).

Atrincherados en un sistema de creencias que se basa en las drogas y las intervenciones tecnológicas para el abordaje de los partos, no ven ninguna razón para gastar gran cantidad de energía que sería necesaria para asimilar la información ajena de su paradigma tecnocrático. Esto  también se aplica a  miles de parteras profesionales en todo el mundo, que trabajan duro para aprender formas biomédicas aceptadas para  luego se continuar paso en una intensa práctica. Agotadas, estresadas y con frecuencia mal remunerados a menudo, no están dispuestas a abrir sus sistemas cognitivos de procesamiento de  información que contradice los enfoques biomédicos que se les enseña.

conosc6

El dibujo, metafóricamente ilustra las múltiples posibilidades, como las que tienen los médicos etnocéntricos  del Estadio II, para hacer frente a información nueva, que puede fluir a lo largo de sus vías neuronales establecidas y asimiladas (almacenada en archivos accesibles por ejemplo)  o bien pueden ser tiradas debajo en espacios de olvido, o podría ser archivada en el fondo, lugar donde terminan las conexiones sinápticas, en un archivador con la etiqueta "información que no deseo procesar, pero podría ser útil en algún momento."

Hábitos corporales en los sistemas cerrados.

Los diagramas que se han ofrecido para ilustrar mis puntos de vista, corresponden a esquemas mentales. Sin embargo, los tipos de sistemas  más eficaces y duraderos de aprendizaje tienen que ver con nuestros cuerpos. Cuando te sientas en una sala de clases y escuchas conferencias, o lees libros, tú estás aprendiendo  didácticamente en un proceso  mental. Al tomar la presión arterial o insertas una vía intravenosa o realizas un examen pélvico de la misma manera una y mil veces, el aprendizaje es con el cuerpo.

El aprendizaje corporal es el más difícil de modificar ya que está relacionado con los hábitos. Cuando una persona adquirió hábitos físicos por haber efectuado las cosas siempre del mismo modo, significa que el proceso de aprendizaje se arraiga no solo en el cerebro sino también en las células, en los músculos de las manos, brazos, piernas, pies, posturas y movimientos.

Este tipo de conocimientos, está fuera de la conciencia mental y por lo tanto no pueden ser superados a través de la exposición mental de estudios que lo contradicen.


¿Cómo logras  confianza, que el trabajo de parto está bajo control?  La mujer está conectada al monitor y supones que la información que fluye a través de él, te está diciendo todo lo que necesitas saber. ¿Cómo  reanimas a un recién nacido con distres? Cortas el cordón umbilical y llevas al bebé rápidamente a la cuna de reanimación donde está todo el equipo necesario.

¿Cómo manejas si los conocimientos aprendidos siguen vigentes? Haces una episiotomía y tal vez  un fórceps o ventosa (vacuum). No tienes que pensar en ello, tu cuerpo se mueve y actúa.

El  parto no es un buen catalizador para el cambio en estos casos, pues  la mayoría de los bebés nacen con vida y relativamente saludables en la mayoría de los casos. Así, cuanto más lo haces de esa manera, más se convierte en la única forma imaginable de  hacerlo.
Es irónico  que la ciencia, que se supone que es el fundamento de la obstetricia, no fundamenta,   la mayoría de las prácticas obstétricas estándar.  Hasta ahora la ciencia ha sido utilizada por los obstetras durante 150 años para justificar  intervenciones creadas por ellos, para aplicarlas cada vez, con mayor frecuencia.

La ciencia utilizada “etnocéntricamente” por los Pensadores Biomédicos del Estadio II, es una especie de anteojera para lo que en realidad es la tradición médica trasmitida del profesor al estudiante a través del aprendizaje  experiencial.

Estadio III, Sistemas de Obstetricia en el Relativismo Cultural.

No poseo información en absoluto para respaldar esta información, pero me  parece que muy pocas matronas  en el mundo contemporáneo, son verdaderas relativistas culturales. A las matronas les toca lidiar  con la vida y la muerte, y saben que sus decisiones pueden dar lugar a cualquiera de estas alternativas.

Las decisiones de las matronas del Estadio I de Pensamiento, están basadas en el  conocimiento único que posen. Las decisiones de las matronas del Estadio II de Pensamiento, se  basan  en el conocimiento  que  aseguran, es el mejor. Pero de las miles de matronas con las que he conversado, no  puedo imaginar, que  basen sus decisiones absolutamente en ausencia de normas. Es necesario detener una hemorragia después del parto bajo cualquier circunstancia.  Un bebé en posición transversa no puede nacer a menos que la partera intervenga.

Las parteras de Estadio I y II de Pensamiento resolverán este tipo de complicaciones respondiendo al dictado de sus sistemas de creencias.  Pero las matronas con  mente abierta y lo suficientemente flexibles como para abarcar  múltiples realidades culturales, no estarán satisfechas con abordar estas complicaciones conforme a la cultura de la mujer que están atendiendo.  Si conocen  una alternativa que esté científicamente demostrada que sea más eficaz que el modo tradicional (tradicional en el sentido  biomédico, como en el indígena),  la aplicarán. Las decisiones que tomarán en situaciones de riesgo de vida, no estarán basadas en cuanto a una "determinada cultura", sino en cuanto  a “actitudes con resultados”.

Lo que las matronas con un Sistema de Conocimiento Abierto conocen como  medidas seguras, cambiará constantemente, dado que todo el tiempo recibe información nueva, ya sea de origen científico, que provenga de la obstetricia tradicional o de un seminario, al que acaban de asistir el día anterior.


Estadio IV. Sistemas Obstétricos  del Humanismo Global.

En el mundo cambiante de hoy,  para ser realmente eficaz, una matrona deberá estar constantemente abierta a nueva información que emerge en todo momento de la ciencia y de la creciente disponibilidad de los conocimientos de obstetricia, provenientes de múltiples sistemas - alopáticos, indígenas, tradicional, biomédicos, alternativos   complementarios, etc. A veces la mejor opción para resolver una complicación en el parto,  puede ser un tratamiento homeopático, a veces  una posición utilizada por parteras tradicionales, o bien puede ser un nacimiento por cesárea.

La matrona   del Estadio IV de Pensamiento mantendrá su sistema abierto para nuevos aprendizajes provenientes de distintas fuentes. Ella tratará de encontrar los más altos modelos morales y éticos, que incluyan un trato compasivo, centrado en la mujer y que de respuesta de cuidado a las necesidades del individuo, independientemente de lo que dicta el sistema.


¿Por qué motivo muchas matronas  no brindan los cuidados que corresponden al Estadio IV de Pensamiento, el Humanismo Global?


Tanto la  apertura cognitiva y las normas humanistas, no son fáciles de mantener, especialmente en una práctica intensa y estresante. Incluso aquellas  matronas del Estadio IV, que desean permanecer abiertas a nuevos  aprendizajes y nuevas formas de pensar, consideran que cuanto mayor es  la presión a la que están sometidas,  menor será la  capacidad y  el estímulo para   procesar  nueva información. A menudo, simplemente no tienen la energía o el tiempo necesario para el cambio.

La tensión persistente puede hacer que los pensadores muy flexibles de  Estadio IV puedan cambiar a niveles del Estadio II  o I de Pensamiento, causando  una sobrecarga cognitiva y el desarrollo de una visión de “túnel”   - la necesidad de cerrarse a todo tipo de estímulos y focalizarse a una sola cosa.  En otras palabras, el estrés puede hacer que los pensadores abiertos se vuelvan rígidos aunque sólo sea temporalmente. ¿Cuántas veces has pensado, en un día especialmente tensionado?, "no quiero saber absolutamente nada más por el día de hoy". Por lo general el descanso hará que el pensador del Estadio IV, vuelva a su estado de  normal  fluidez. Pero si el estrés se prolonga durante demasiado tiempo o se vuelve demasiado intensa, cualquier persona puede desintegrarse a una etapa inferior -  ya sea un estado de  histeria, pánico, e incluso un colapso nervioso hecho y derecho, (ese podría decir que “se rayó”).


Las personas muy  tensionadas del estadio I de pensamiento, pueden incorporar la práctica de rituales para volver al equilibrio y evitar degenerar en algún sub estadio. (Cuando el avión se tambalea demasiado uno comienza a rezar. Cuando las cosechas fracasan, se hacen ofrendas a los dioses. Cuando el trabajo de parto es lento, se administra oxitocina y se conecta al monitor.)

Los rituales del Estadio I pueden producir la sensación de que todo esta bajo control (incluso si no lo es). Los profesionales frente a lo que  consideran potenciales crisis constantes en los partos, aplican estos rituales del Estadio I en forma preventiva de modo que las cosas siempre están o parecen estar bajo control.


Demos un rápido vistazo a lo que las mujeres estudiadas por los antropólogos en todo el mundo, han dicho acerca de las matronas profesionales que trabajan con altos niveles de estrés en los países del Tercer Mundo:


? "Te rasuran".
? "Te cortan".
? "Te dejan sola."
? "No dejan que los miembros de tu familia te acompañen."
? "A vecen te gritan y hasta te golpean".


Tal vez la mayoría de las  matronas que trabajan de esta manera, cuando comenzaron, lo hicieron con altos  ideales de servicio, al igual que la mayoría de los obstetras. Pero si  estás trabajando  en un centro de salud rural en Papua, Nueva Guinea o un hospital grande de la India, donde los insumos son limitados o inexistentes, donde probablemente hay más mujeres de las que puedan ser atendidas, a menudo no hay agua potable y poco o ningún alimento disponible para las mujeres, los médicos tratan a las matronas como a personas inferiores, las enfermeras las tratan mal y se ofenden si reciben órdenes de una  matrona que esta tan mal remunerada que no alcanza a mantener una familia, frente a estas realidades es posible que los ideales se vayan desvaneciendo en presencia de una realidad insoportable.  Lo más probable que  no estarás abierta para recibir nuevos conocimientos y tratarás  de encontrar algunas situación placentera o de distensión, en otras palabras  siempre que sea posible,  tomarás un cafecito con tus colegas ignorando tal vez los llamados de ayuda de la sala contigua.

Tales son los efectos del estrés, del exceso de trabajo,  malas remuneraciones y la devaluación profesional. Muchas antropólogas han observado que las matronas que empiezan a trabajar en esos lugares suelen quedar inicialmente horrorizados por el comportamiento de sus mayores y trabajan arduamente en la asistencia y cuidado de las mujeres , sin embargo, unos meses o años más tarde, se comporta exactamente igual que las colegas que inicialmente  deploraban.

¿Qué pasa con las parteras en el mundo desarrollado, donde la tecnología, suministros, agua potable y alimentos, son fácilmente disponibles, la paga es razonable  y  se ofrecen programas  de tiempo libre para estar con la familia? De hecho, es este tipo de matronas el que más  probablemente  se preocupará por ir más allá de los sistemas de conocimientos rígidos, para crear un estilo más abierto, fluido, y con una respuesta individual en  los cuidados obstétricos. Y, sin embargo, las matronas  profesionales del mundo desarrollado es probable que sucumban a las presiones de socialización biomédica y  la práctica de ciertas rutinas habituales, con ejercicio  de manera defensiva para evitar acusaciones de mal- praxis y adaptación  a los sistemas institucionales en lugar de tomarse el tiempo y la energía para luchar contra ellos.

Como  un ejemplo, en el Reino Unido, 70.000  matronas profesionales asisten a un 70% de los nacimientos. Para  las  matronas  profesionales norteamericanas, esta situación parece ideal. Sin embargo,  las matronas del Reino Unido del Estadio IV de Pensamiento señalan con tristeza, que la mayoría de las 70.000  matronas no se han convertido en la fuente de solución para los  problemas. Habituadas al parto en el hospital y las rutinas biomédicas, la mayoría de las  matronas británicas se han opuesto, en vez de dar la bienvenida, al mandato del gobierno británico, de aumentar los  partos en casa.  Mavis Kirkham y otras han documentado cómo estas   matronas,  se manejan entre sus pacientes con información vaga, negándose a responder a preguntas específicas, ofreciendo poco o ningún apoyo uno-a-uno, y tramitando las solicitudes de las pacientes respondiendo a "la hermana no le gustaría".  "Hermana", es decir la almidonada e inflexible matrona jefa  que dirige su clínica, más como un negocio que un servicio de apoyo.


¿Cómo pueden las matronas fomentar el Estadio IV de pensamiento para sí mismas y para  otras matronas?


(1) La asistencia a las conferencias de matronas. Cuando una  matrona  va a una conferencia,  está libre de las presiones diarias de su práctica y puede adquirir nueva información. Ella se expone a formas de pensar, conocer y prácticas que  pueden no coincidir con la suya. Las matronas  en el mundo en desarrollo, que tienden a ser rígidas en sus prácticas, rara vez asisten a estas conferencias y son las que más lo necesitan.

En los últimos doce años, he asistido a cientos de conferencias de matronas, y he visto cómo las matronas "le sacan el jugo" por estar ahí. Las conferencias de Midwery Today son particularmente relevantes en el desarrollo y el mantenimiento de la  Etapa IV de Pensamiento, como su organizadora, Jan Tritten, hace todo lo posible para incluir todo  tipo de matronas -  profesionales, parteras tradicionales, enfermeras,  - con  entrada directa en sus programas, de esa manera Midwery Today ofrece oportunidades, para que las  matronas experimenten   formas, como otras matronas  piensan y saben. MANA y ACNM también ofrecen muchas oportunidades - sus conferencias incluyen talleres que van desde los altamente técnicos hasta los altamente holísticos. Particularmente interesantes son las conferencias celebradas en los países donde las matronas están comenzando a moverse fuera de sus prácticas  regulares, tales como las conferencias de parto en casa que se celebró recientemente en España. Las convenciones de ICM reúnen a  matronas profesionales de todo el mundo, y ofrecen en cada intermedio de  programa,  al menos una docena de sesiones con un llamado a todos los conocimientos de obstetricia posible, habilidades, intereses especiales, o un enfoque cultural. Las conferencias regionales de obstetricia en pequeña escala, permiten a las matronas  que viven relativamente cerca, compartir intereses comunes y ampliar sus bases de conocimiento sobre su propia historia y las situaciones políticas.
Cada conferencia de obstetricia donde he asistido, ha ofrecido a sus participantes muchas maneras de "pensar más allá de" paradigmas y prácticas establecidas, por lo que animo a todas las matronas en ejercicio y a las estudiantes a asistir a tantas conferencias como ellas prácticamente  puedan.

(2) Aprender de las mujeres. Las matronas que  ejercen de la misma forma durante muchos años, suelen ser matronas que han dejado de escuchar a las madres. Toda mujer que es asistida por  una matrona puede aportar algo nuevo a su conocimiento y práctica. He entrevistado a cientos de matronas sobre su educación y  práctica, y a menudo han sido tocadas en la práctica, por los cambios, que puede ser el resultado de escuchar atentamente y aprender de una sola mujer, que tal vez es inusual, pero que puede enseñar a la  partera en sí, algo nuevo sobre la mejor manera de proporcionar cuidados centrados en la mujer.

(3) Aprender de las matronas. Las matronas tienen muchas historias que contar, y tienden a ser excelentes contadores de historias. Cuando las matronas se reúnen y cuentan historias, no  sólo se ocupan de chacharear, sino comparten aspectos importantes de lo que aprenden y cómo lo aprenden, de lo que saben y cómo utilizar ese conocimiento, ya sea  obtenido didácticamente o intuido en el momento. Cuando los obstetras se reúnen y discuten sobre el parto, las historias que cuentan son por lo general historias de patologías que  encuentran intrínsecamente interesante, por los rompecabezas que presentan, o de momentos  críticos donde salvan o no, una vida. En dramático contraste, las parteras tienden a preferir historias de parto normal, o de cómo ayudaron en un parto que podría haberse convertido en patológico, para continuar normal (un proceso que yo llamo "la normalización de la singularidad"). Así, mucha sabiduría y conocimiento obstétrico se codifica en estas historias: ¡escúchenlas, grábenlas, escriban libros y artículos completos de ellas, para que otros puedan aprender lo que sus historias enseñan!

Es fascinante para mí que las primeras matronas que escribieron sus conocimientos profesionales, como Sarah Stone en Gran Bretaña en 1737, no pudieran pensar o no pensaron abstractamente  lo que sabían en categorías, como por ejemplo "la manera de manejar una hemorragia post-parto". Más bien,  contaban las historias de los partos que asistieron. La primera matrona británica que escribió de manera abstracta sobre los conocimientos de partería, Elizabeth Nihell, en 1760, había sido instruida e intensamente  influenciada por William Smellie, uno de los primeros “matrones” masculinos.3 Esa es una razón por la cual Espiritual Midwefery de Ina May Gaskin,  ha sido tan importante e influyente  para muchas matronas en todo el mundo: ella contaba historias, y en la narración se puede ver cómo su conocimiento se desarrollaba a través de las experiencias individuales con las mujeres que atendía.4 En su segundo libro, Guía de  Parto Natural de Ina May, presenta muchas historias escritas por las parejas que atendía.5 En esas historias, Ina May inserta con sus propias palabras, los puntos donde hubo un destello de intuición o una "corazonada" de  tal y como podría haber sido una  cosa buena que hacer, y trató de hacerla . Las historias nos permiten ser testigo del  proceso de aprendizaje en la acción y observar cómo sus habilidades del Estadio IV de Pensamiento, la mantienen abierta a aprender directamente de las mujeres, de su propia intuición, experiencial mente y en el momento.

(4) Atención a la evidencia científica. El cuerpo de evidencia científica que apoya muchas prácticas de la  partería tradicional y la obstetricia  es cada vez mayor. Cada matrona debe mantenerse al día, ante todo lo que refuerza, lo que ha llegado a ser internacionalmente conocido como "modelo de atención de la matrona”. La verdadera ciencia  difiere fundamentalmente de la tradición biomédica. Cada matrona del Estadio IV debe tener la ciencia a su comando  y  todas las referencias listas para contrarrestar todas las objeciones biomédica a la clase de atención que quiere dar.

(4) Atención a otras filosofías y modalidades de salud. La medicina natural,  la quiropraxis, la homeopatía, el Reiki, la terapia de respiración, los masajes, la psicología pre y perinatal, el Ayurveda, la medicina China, y muchos otros tipos de cuidado "complementaria" de la salud, así como muchos sistemas de conocimiento indígenas, tienen mucho que ofrecer a la matrona profesional contemporánea. No es posible para  cada matrona  conocer todos estos sistemas, pero es posible estar abierta a lo que pueden ofrecer, aprendiendo de ellos, incorporando uno o algunos de ellos, y encontrar  profesionales donde  referir.

Conclusión.
En todo el mundo, las matronas están en estado de sitio, en la  medida como el poder y la influencia de la biomedicina crece. Las parteras tradicionales están en peligro de extinción y las matronas  profesionales son con demasiada frecuencia  sirvientes  etnocéntricas de las formas biomédicas de conocimiento y práctica. Sin embargo, en todos los países, hay docenas, y a veces miles de parteras tradicionales y matronas  que son humanistas globales del Estadio IV, esforzándose para pensar más allá de paradigmas y prácticas establecidas.  Estas matronas están constantemente trabajando para combinar lo mejor de los sistemas de conocimientos indígenas, alopáticos y alternativos, para crear sistemas de conocimientos de partería fluidos y abiertos, sensibles a las necesidades de las mujeres y los deseos, las ideas y la información de otras parteras y trabajadores de la salud, a la evidencia científica, y a "lo que funcione" de donde se pueden aprender. Si eres una matrona que ejerces en el siglo XXI, tiene dos nuevas marcadas ventajas  que tu contraparte histórica no tiene: primero, el acceso a la información de una gran variedad de fuentes, y segundo,  la fuerza organizacional a nivel local, nacional e internacional. Les pido que utilicen estas fortalezas, reconociendo sus limitaciones (recuerda que el estrés puede  "bajonearte" tanto física como cognitivamente), y se esfuercen por mantener sus sistemas de conocimiento, abierto al aprendizaje y enterarse de lo que este mundo nuevo,  puede  proporcionar multiplicada mente.

Endnotes

1. The “four stages of cognition” schema I present here can be found in Schroder, H. M., M. Driver, and S. Streufert, Human Information Processing (New York: Holt, Rinehart, and Winston), 1967. The combination of this theory with the anthropological concepts of naïve realism, ethnocentrism, cultural relativism, and global humanism is entirely my own. Further discussion of this combination can be found in Davis-Floyd, Robbie and Gloria St. John, From Doctor to Healer: The Transformative Journey, New Brunswick NJ: Rutgers University Press, 1998 and Davis-Floyd, Robbie and Charles Laughlin, The Anatomy of Ritual (New York: Random House/Schocken), n.d. (forthcoming).

2. The anthropological studies I draw on are too many to be listed here. Partial references can be found in Davis-Floyd, Robbie, “Mutual Accommodation or Biomedical Hegemony,” Midwifery Today, March 2000, pp 12-17, 68-89. Full references to and descriptions of many of these works can be found in Davis-Floyd, Robbie, Sheila Cosminsky, and Stacy Leigh Pigg, “Introduction” to Daughters of Time: The Shifting Identities of Contemporary Midwives” (a special triple issue of Medical Anthropology 20:2-3/4, 2001). This Introduction is also available at www.davis-floyd.com

3. Stone, Sarah, A Complete Practice of Midwifery, Consisting of Upwards of Forty Cases or Observations in That Valuable Art, London: printed for T. Cooper, 1737; Nihell, Elizabeth, A Treatise on the Art of Midwifery.

Setting Forth Various Abuses therein, especially as to the Practice with Instruments: The Whole Serving to put all Rational Inquiries in a fair Way of very safely forming their own Judgement upon the Question; Which it is best to employ, In Cases of Pregnancy and Lying-In, a Man-Midwive, or, a Midwife, London: A. Morley, 1760. Stone and Nihell’s works are described and compared by Herrle-Fanning in Body Talk: Rhetoric, Technology, Reproduction, edited by Mary M. Lay, Laura J. Gurak, Clare Gravon, and Cynthia Myntti. Madison: University of Wisconsin

Press, 2000.

4. Gaskin, Ina May, Spiritual Midwifery. Summertown, Tennessee: The Book Publishing Company, 1977.

5. Gaskin, Ina May, Ina May’s Guide to Childbirth. New York: Bantam, 2003.LaCompañía Editorial del Libro, 1977.

 

 
Buscar en Red Nacer